Una de las grandes afecciones que sufre el ser humano es la alergia a ciertos elementos o sustancias en particular. Cuando el sistema inmunitario tiene una alergia, en realidad produce sustancias o “anticuerpos” que llegan a identificar a un alérgeno como dañino, incluso cuando este no lo sea. Las alergias por lo general aparecen cuando el sistema inmunológico reacciona de manera violenta ante elementos como polen, polvo, alimentos, sustancias, etc. Lo cual, hace que las vías respiratorias, el aparato digestivo, o la piel se inflamen.

Una alergia puede ser tan grave como una irritación cutánea leve, hasta una anafilaxis. Sin embargo, existen tratamientos y vacunas diseñadas para aliviar y evitar los síntomas de las alergias.
 
Los causantes de las alergias pueden ser:

  • Alérgenos aéreos (ácaros en el polvo, polen, moho)
  • Alimentos (cacahuates, productos lácteos, trigo, mariscos, huevos)
  • Picaduras de insectos (arañas, abejas, avispas)
  • Medicamentos
  • Látex